Saltar al contenido
Los Experimentos

Experimento ruso del sueño

El experimento ruso del sueño se trata de una historia controversial que nació de la imaginación de un aficionado a los relatos de creepypastas, osea, cuentos cortos de horror parecidos a las leyendas urbanas que están diseñados para causar conmoción en el lector, aunque también están en formato de audios y videos.

Este relato ha creado controversia ya que muchas personas lo han tomado como cierto aunque es completamente falso.

En realidad nunca existió el experimento ruso del sueño tal como es explicado en el relato. Aún así, ciertos hechos históricos pudieran tener alguna similitud como lo fueron las torturas de sueño que les aplicaban los japoneses a los prisioneros chinos durante sus guerras o los experimentos que se realizaban a los prisioneros en los campos de concentración nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Que son los creepypastas

Los Creepypastas son leyendas o imágenes relacionadas con el horror que se copiaron y pegaron en Internet. Estas entradas de Internet suelen ser historias paranormales breves, generadas por los usuarios, destinadas a asustar a los lectores.

experimento ruso creepypastasIncluyen horripilantes historias de asesinatos, suicidios y sucesos de otro mundo. Según la revista Time, el género tuvo su audiencia máxima en 2010 cuando fue cubierto por The New York Times.

En los medios dominantes, los creepypastas relacionados con el personaje ficticio de Slender Man llamaron la atención del público después del apuñalamiento de «Slender Man» de 2014, en el que una niña de 12 años de Waukesha, Wisconsin, fue apuñalada por dos de sus amigos; los perpetradores afirmaron que «querían demostrar que los escépticos del Hombre delgados (Slender Man)» estaban equivocados.

Después del intento de asesinato, algunos administradores de sitios web de creepypasta hicieron declaraciones recordando a los lectores la «línea entre la ficción y la realidad».

Otros personajes e historias notables de creepypasta son Jeff the Killer y Ted the Caver. En mayo de 2015, Machinima Inc. anunció planes para una serie web de acción en vivo realizada por Clive Barker, titulada Creepy Pasta de Clive Barker.

El término es un acrónimo de las palabras «espeluznante (creepy)» y «copypaste», una palabra acuñada en 4chan en 2006 para describir un texto viral copiado y pegado.

Sintesis y detalles del experimento ruso del sueño

Durante el tiempo de la Segunda Guerra Mundial, sucedieron muchas cosas, entre ellas cosas horribles como el plan de Adolf Hitler que estaba tratando de exterminar a todo un grupo de personas para crear la Nación Aria.

Durante este tiempo en el que cada país estaba preocupado preguntándose si era el fin del mundo y si tendrían que lidiar con la ira de Alemania, un país estaba haciendo algo extremadamente extraño durante estos tiempos trágicos. Se trataba de Rusia. Supuestamente sus científicos estaban experimentando con seres humanos.

El experimento ruso del sueño se trataba de tomar seres humanos como conejillos de indias para probar un gas experimental contra el sueño. Los rusos tenían muchos avances en campo del onirismo y necesitaban probar este gas en seres humanos.

experimento ruso del sueño

Los desgraciados que les tocó la «suerte» de este malévolo experimento fueron 5 prisioneros de guerra y políticos que se oponían al régimen de Stalin.

A fines de la década de 1940, los investigadores realizaron este experimento en cinco personas y se les mantuvo despiertos durante quince días. Se les prometió falsamente que si lograban permanecer despiertos durante 30 días se les concedería la libertad.

Los participantes se mantuvieron despiertos con la ayuda de un estimulante experimental a base de gas. Su comportamiento se observó a través de espejos de dos vías tipo ojos de buey y se escuchaba lo que decían gracias a los micrófonos.

También se los mantuvo en una cámara sellada herméticamente para controlar su consumo de oxígeno para que no los mataran con el gas estimulante tóxico.

La cámara hermética en la que se selló a los participantes tenía un área de alojamiento decente, como camas para dormir, libros, inodoros y agua utilizable, y suficiente comida para que los participantes tuvieran un mes completo cada uno.

Sin embargo, eran individuos de base política que se consideraban enemigos y, por lo tanto, fueron encarcelados y experimentados. Los sujetos afrontaron las consecuencias sin defenderse, debido a la creencia de que serían liberados si colaboraban sin problemas, aunque esto era una mentira solo para ayudarles a los rusos en su experimento.

También se les prometió libertad si no dormían durante treinta días. Monitoreaban las conversaciones y sus historias se oscurecían y se volvían más siniestras a medida que pasaba el tiempo.

Los científicos rusos estaban realizando experimentos durante este evento devastador. Su experimento fue extremadamente inusual y, de hecho, estaban haciendo un experimento para dormir.

Todo estuvo bien durante los primeros cinco días…

Después de que pasó más tiempo, los prisioneros comenzaron a sentirse mucho más nerviosos y paranoicos acerca de cómo llegaron allí y si incluso serían liberados al final.

Luego dejaron de hablar entre ellos y comenzaron a delatar a sus camaradas para ganar favoritismo, y los científicos concluían que ese comportamiento era a causa del efecto estimulante del gas. Se dice que los sujetos de prueba rusos hicieron cosas indeciblemente horribles cuando no dormían.

Un sujeto de prueba después de nueve días comenzó a volverse loco y comenzó a gritar interminablemente hasta que ya no pudo mas debido al desgarre de sus cuerdas vocales. Las otras personas comenzaron a ser muy vilipendiadoras y frotaron las heces en los libros para tapar los ojos de buey para que los científicos no pudieran observarlos.

Esto causó gran tensión ya que incluso no podían escucharlos ya que los sujetos guardaban un extraño silencio. Para destrabar el juego los científicos rompieron la regla de no comunicarse con los sujetos y usaron un intercomunicador para hablarles y les ofrecieron finalmente que una persona podía irse.

Sin embargo, los sujetos sorprendieron a los científicos ya que dijeron que ya no querían irse. Una respuesta impactante. Pidieron que los dejaran en la cámara y exigieron que se volviera a encender el gas, para que no se durmieran. No querían dormir.

Cuando se atrevieron a entrar a la cámara el espectáculo que encontraron fue dantesco. Uno de los sujetos estaba muerto y los otros se habían autocanibalizado partes de su cuerpo. Algunos se le veían las viceras funcionando, era algo verdaderamente espantoso. Al intentar someterlos uno de ellos le cercenó la garganta a uno de los guardias propinándole una horrible muerte.

A los sujetos no les afectaba la anestesia y demostraban una fuerza fisica sobrenatural y demoníaca ya que con sus cuerpos flacos como zombies ponían en extremos apuros a guardias corpulentos y entrenados.

Experimento ruso del sueño imagen

La tensión del experimento llegó a su climax cuando el comandante militar del laboratorio obligó a los científicos a continuar con el experimento, aún a sabiendas que estos se oponían. En ese punto estaban analizando sorprendidos las ondas cerebrales de tres sujetos conectados a monitores EEG.

Ya habían ocurrido varias muertes y solo quedaban dos sujetos (uno murió en ese instante luego que el monitor mostró comportamientos de ondas absolutamente anormales) cuando el militar quiso que entraran de nuevo a la cámara pero esta vez tres científicos deberían ir también. Uno de estos se rebeló, tomo su arma y mato al comandante con un certero disparo entre las cejas.

Luego mató a uno de los prisioneros que no hablaba porque había quedado mudo con un disparo en el cerebro. Seguidamente le inquirió al único sujeto experimental que quedaba vivo: “¿¡QUÉ ERES!?” Preguntó. “¡Yo necesito saber!”. La respuesta fue siniestra; de forma sonreída el prisionero le dijo:

“Jas… ¿Tan fácilmente te has olvidado de mí?”, preguntó el prisionero. Luego dijo – “Somos ustedes”. “Somos la locura que esta encerrada en todos ustedes, rogando por libertad en cada momento de tu vida, desde lo mas profundo de tu mente animal. Somos aquello de lo que te escondes en tu cama todas las noches.

Somos lo que duermes y silencias y paralizas cuando te vas a tu cielo nocturno, donde no te podemos alcanzar”.

El investigador respiró hondo, intentó analizar lo que acababa de oir, era un cientifico pero tambien era un humano, hizo una pausa. Tenia la mirada apagada. Apuntó al corazón del prisionero y disparó.

El EEG empezó a mostrar una línea recta mientras el sujeto débilmente murmuró “Casi… Tan… Libre…

El experimento del sueño ruso creó unos seres completamente peligrosos e inusuales. Cinco personas murieron o se volvieron locos al final e incluso en algún momento mataron a uno de los experimentadores. Se volvieron histéricos y completamente locos por este experimento ruso del sueño.

Conclusiones sobre el Experimento del Sueño

Este experimento jamás se llevó a cabo, es solo una historia siniestra que se le ocurrió a alguien y la puso en Internet en el 2010. Pero ciertamente nos hace reflexionar sobre la naturaleza humana la cual es capaz de realizar este tipo de cosas, muchas veces movidos por el interés genuino en la investigación científica.

Se sabe de experimentos en humanos que en su momento no fueron considerados dañinos y que llegaron a instaurarse como métodos médicos validos. Tal es le caso de las lobotomias de los años 50 del siglo pasado.

Pero una aberración como la que cuenta esta famosa creepypasta seria algo increíblemente horrible de llegar a hacerse realidad. Aun así, el hombre ha sido capaz de cosas peores en nombre de la ciencia, y en nombre de la libertad y la democracia.